translator

lunes

Otras consideraciones...

Trabajamos con el par biomagnético. Estamos inmersos en la dualidad; estamos metidos en un mundo enteramente dual: bueno o malo, yo o tu, virus o bacteria, salud o enfermedad, etc... Mientras nos mantengamos en esta dualidad, la teoría del doctor Goiz sirve; y mucho...(aunque el biomagnetismo no es la panacea; hay otras terapias que sirven al mismo objetivo "dual" y, aun conociendo algunas, no son objeto de este comentario).Pero cuando uno abandona esa dualidad, sea por causas fortuítas, esto es, implicando una crisis de por medio, sea por causas "naturales", como pueden ser el "descubrimiento de uno mismo" o una toma de conciencia (a mi me gusta llamarlo "click mental"), es posible que nos demos cuenta de que hay algo más que no hemos tomado en cuenta y que toma cuerpo, se entromete en el desarrollo terapéutico y nos hace cuestionar y dudar de todos los parámetros duales anteriores.
Descubrimos que todo estaba muy bien: nos manteníamos "reglados", autoritarios y vehementes con nuestros protocolos aprendidos (hablo estrictamente de Biomagnetismo), comparando incansablemente términos, ejemplos, casos clínicos con pacientes, objeciones varias, dudas, preguntas, acudimos a foros de consulta, debatiendo y rebatiendo, etc...
Pero cuando se llega a ese "click mental", cuando uno se pregunta:¿Y si nos salimos de ese marco dual?...¿Y si hubiera algo "único" que curara "todo"?
...¿Y si todo fuera más sencillo?... Entonces llega el verdadero problema, y también -creo- la verdadera solución. LLega el momento de cuestionarse todo el trabajo y todo el protocolo; uno se da cuenta de que los expedientes no sirven (o sirven de bien poco), y de que la teoría aprendida sirvió (así, en pasado), pero que ya no nos es útil...y precísamente por esa ya "no necesidad de comparación".
Llegamos, al fin, a la otra orilla y sin necesidad de mantener la barca ni los utensilios que nos han facilitado la travesía. Entonces, en ese momento, es necesario caminar solos.
Si no se acepta este cambio, entonces se regresa a lo antiguo, se involuciona, y se sufre aún más. Pero si se sufre, es buen augurio pues el cambio ya está integrado aunque no realizado (pero todo llegará...)

Todo este rollo, es para intentar desestructurar y aliviar un poco lo que siento que es rígido en la práctica del biomagnetismo médico.
Pienso que no es tan importante focalizar un punto, un par biomagnético, el colocar un imán en tal o cual posición, el buscar obsesivamente el acortamiento más pronunciado de la pierna, el seguimiento a rajatabla de que si es A, le corresponde , por narices, B...etc.
Creo que si se llega a aquel punto de apertura mental de que les hablaba antes, encontrarán que quizá a A, le pueda corresponder hasta F...y que quizá incluso sin colocar el par A, el proceso curativo ya está abierto y la persona puede resultar aliviada e incluso curada...y todo esto sin seguir las reglas ortodoxas.
Soy consciente que este proceder puede destruir conceptos; pero así son las cosas. Luego uno se puede empezar a cuestionar: muy bien, esto funciona, todo es más sencillo, entonces el dinero que cobro por las consultas, mi estatus, la permanencia de "mi cartera de pacientes"...qué debo hacer, mejor me dedico a otra cosa...y llegados a este punto, ya nos metemos en temas filosóficos y de "sentido de la vida", y aquí cada cual con su bagaje...
Así es esto señores...en esto andamos.
Que Dios nos ayude.

No hay comentarios:

Publicar un comentario