translator

miércoles

Recapitulación, asomándonos al 21/12/2012.

Creo que está ya dicho casi todo sobre Biomagnetismo. Lo único que quedaría por decir, quizás, sería pura casuística, puros ejemplos y puras comparaciones. No creo que tenga tampoco ningún sentido entrar en tareas discursivas, en escribir por escribir, en rememorar episodios o en buscar nuevas opiniones o nuevos casos.
Siento necesario hacer esta recapitulación porque también siento muy profundamente el gran cambio que se iniciará a partir del 21/12/2012 (cuando escribo esto, faltan diez días para esa fecha) a todos los niveles.
No pretendo extenderme en todo lo que significa el cambio de ciclo, tampoco voy a dar opiniones esotéricas mesiánicas. Por lo que respecta al tema terapéutico en sí, simplemente "siento" que hay un gran cambio de estructuras. Centrándome en Biomagnetismo, creo que los imanes como soporte físico de la técnica, van a quedar ya superados, si bien es cierto que el Dr. Goiz ya habló desde buen principio de la curación/despolarización a distancia, esto es, utilizando la mente como herramienta para curar. Digo esto porque creo que vamos encaminados hacia un "más allá del Biomagnetismo", y mucho más allá de la mente como herramienta curativa. 
Hasta ahora podíamos decir que la mente era más potente que cualquier soporte físico y que por eso se producían las curaciones a distancia. Hacíamos esto, los que creíamos y seguimos creyendo en ello. Utilizábamos el protocolo de rastreo común tanto para pacientes in situ como para actuar a distancia, con lo cual, dicho protocolo era necesario y también un cierto desgaste energético era la consecuencia; en una palabra, era necesario hacer un trabajo...
Creo sinceramente que esa concepción de "trabajo" y de "desgaste energético" van a cambiar ya que, los que se van a encargar de mediar en una posible curación de las personas van a ser "instancias superiores" encargadas de hacer el trabajo. Nosotros, como terapeutas, lo único que se nos va a exigir es que seamos simplemente "observadores y canales para el trabajo curativo". 
Tampoco creo que será ya necesario detectar una posible patología, o posibles virus o bacterias, sean potenciales o ya efectivas en el organismo: Simplemente "pediremos" que la sanación "se actúe" en la persona, en los niveles y con las consecuencias que le sean kármicamente permitidas...nada más. Así lo siento y así lo escribo.
En lo personal, espero también que en meditación, se me facilite información de cómo actuar y de cómo estar en disposición para servir...
Por tanto, es obvio concluir que todo el protocolo y la técnica aprendida va a quedar obsoleta. Todo lo aprendido ha servido para intentar beneficiar a los demás, y ha servido principalmente para saber que hay que abandonarlo, llegados a ese momento culminante.
Me hubiera gustado decir otras cosas más acordes con la terapia, más acordes con el título de este blog, pero ya no me es posible. Lo único que nos queda es aprender a observar -como dije antes- y ser testigos y vehículos aptos para mediar y beneficiar a los demás. 
Respeto las opiniones de las personas que crean que lo explicado no tenga ninguna certeza o que piensen que todo esto es un sinsentido; me da lo mismo. De hecho, la razón o no razón ya no tiene ninguna importancia, incluso el pensar mismo y el enjuiciar, también han perdido todo el sentido. 
Entramos de lleno en un parámetro desconocido y todo lo anterior queda ya superado; dejamos lo ortodoxo y lineal, para entrar en algo cósmico y global, que nos supera...Simplemente vamos a fluir con "Ello" y dejarnos llevar.
Más que nunca, Felicidad.

1 comentario:

  1. Anónimo1:19

    "Observar y ser testigos, vehiculos", abandonarse.., ahi lo dijiste todo, muchas gracias. Te estoy leyendo.Laura ;)

    ResponderEliminar